Telemedellín  /  Noticias  /  Medellín  /  Nuevo agarrón en el Concejo de Medellín por venta de acciones de EPM en UNE

Nuevo agarrón en el Concejo de Medellín por venta de acciones de EPM en UNE

Nuevo agarrón en el Concejo de Medellín por venta de acciones de EPM en UNE

Captura de pantalla 

En el Concejo de Medellín se debatía nuevamente el proyecto para la venta de acciones de EPM en UNE.

En el recinto del Concejo de Medellín se presentó un hecho curioso durante el debate.

Le puede interesar: Piedad Córdoba declara ante la JEP por crimen de Álvaro Gómez Hurtado

La tensión no baja en el Concejo de Medellín. De nuevo se presentaron fuertes discusiones y enfrentamientos entre los concejales de oposición y los concejales que están a favor de la venta.

En medio del debate el presidente del Concejo Lucas Cañas, fue recusado para que se declarara impedido para participar en el debate.

A Cañas lo recusaron porque aparentemente una empresa de su padre se beneficiaría en caso de que se vendieran las acciones de EPM.

Según la recusación, la empresa del padre de Cañas, sería contratista de EPM.

De acuerdo con el reglamento, el presidente del Concejo de Medellín debe ceder su cargo temporalmente al primer vicepresidente para defenderse de la recusación como un concejal más.

Fue en ese momento que se presentó un hecho que generó un nuevo rifirrafe entre los presentes.

Cuando el primer vicepresidente Julio González asumió la presidencia del Concejo y después de que Lucas Cañas manifestó que no aceptaba la recusación, este último no pudo volver a ocupar la presidencia, porque el concejal González decidió permanecer como presidente de la corporación.

El concejal Julio González, no permitió que Lucas Cañas volviera a presidir la sesión y en cambio, decidió llamar a votación la recusación del concejal Cañas.

Esta situación generó tensión entre los concejales y las barras presentes en el recinto del Concejo de Medellín.

Luego de los gritos y recriminaciones, el concejal Julio González accedió a dejar la presidencia, la cual fue asumida por el segundo vicepresidente Luis Carlos Hernández.

Varios de los concejales intervinieron y dieron a conocer su postura frente a la recusación de Lucas Cañas.

El Personero de Medellín William Yefer Vivas, presente en el debate, solicitó tiempo para entregar concepto jurídico sobre el asunto.

Delegados de EPM, también presentes en el Concejo, aclararon las dudas y descartaron que la empresa del padre de Lucas Cañas tenga contratos con la compañía.

Mientras transcurría el acalorado debate, el concejal Alfredo Ramos anunció que él, también había sido recusado.

El debate fue suspendido durante 10 minutos, mientras llegaba el concepto jurídico del Personero de Medellín.

El Personero en su concepto manifestó que si habría conflicto de intereses, ya que el objeto social de la empresa del padre del presidente del Concejo, estaría en la misma

línea de negocios de EPM. El Personero basó su concepto en el artículo 28 del código procesal administrativo y contencioso administrativo.

Luego del concepto del Personero, el concejal Lucas Cañas tomó la decisión de retirarse del debate, aunque no aceptó el conflicto de intereses.

Ya sin el presidente del Concejo en el recinto, se procedió a votar la recusación contra Lucas Cañas. La recusación fue aceptada por 16 votos a favor y 3 en contra.

El debate continuó y luego de expuestos los argumentos de parte y parte, se llevó a cabo la votación del proyecto 103. Al final, el proyecto de vender las acciones de EPM en UNE, fue derrotado por 10 votos a 9. Esta es la quinta vez que se cae el proyecto en el Concejo Distrital.