Telemedellín  /  Noticias  /  Antioquia  /  En medio de las propuestras, el peaje de Niquía fue incendiado

En medio de las propuestras, el peaje de Niquía fue incendiado

En medio de las propuestras, el peaje de Niquía fue incendiado

El peajito social fue planteado por el expresidente Álvaro Uribe Vélez cuando era Gobernador de Antioquia como una estrategia para garantizar la doble calzada Bello-Hatillo. La obra estaba presupuestada, en principio, para ocho años y entregaría a la obra cerca de 65 mil millones de pesos.

El pago inicial era de mil pesos y este pasaría a mil quinientos, una vez alcanzara la vía el Noral, en Copacabana. En esta propuesta el transporte público quedó por fuera como estrategia para no afectarlo.

El costo total del proyecto de la doble calzada fue 356 mil millones de pesos, recursos provenientes de la nación, el Invias, la Gobernación de Antioquia y el Área Metropolitana.

Dentro de los anuncios del gobierno de turno se aseguró que este sería temporal y se retiraría una vez se libraran los recursos invertidos, pero con el pasar del tiempo este peaje se ha sostenido e incluso se ha modernizado bajo el argumento de que los recursos recaudados serían utilizados para el sostenimiento de esa doble calzada.

En los últimos meses, la Agencia Nacional de Infraestructura ha manifestado la intención de trasladar los peajes ubicados en el Norte del Valle de Aburrá atendiendo el llamado de los alcaldes, sin que hasta el momento haya sido efectiva la propuesta.

Durante los últimos tres días, los peajes del Norte han sido objeto de actos vandálicos, pero el de Niquía ha sido el más afectado, tanto que hoy está hecho cenizas.