Pico y placa Medellín

icon
-
icon
-

Un defensor de la cultura en Antioquia

Juan Carlos Sánchez, nacido en Támesis, Antioquia, a los 18 años llega a Medellín en busca de oportunidades para realizar un proyecto cultural. 

Era un visitante asiduo de la Casa de la Cultura de Támesis, es músico empírico, la guitarra y el bajo son de sus afectos pero la batería es su pasión. Egresado del Pascual Bravo de Planeación y Desarrollo, especialista en Gerencia Pública y máster en Conflicto Urbano y Cultura de Paz, Juan Carlos Sánchez es el nuevo director del Instituto de Patrimonio y Cultura de Antioquia.

Conoce los 125 municipios del departamento, su cultura, su geografía, su gente. Cuenta él que los recorrió cuando trabajaba en la Gobernación, en cultura y convivencia, ahí comprendió la importancia de la cultura como eje transformador dentro del conflicto armado, una herramienta de conversión en los territorios del departamento.

Proyección cultural

Sánchez se nombra defensor de la inversión cultural, de los derechos de los artistas, y de la dignificación de los mismos. Gracias a su experiencia como músico, reconoce las falencias que tiene el arte desde la gestión política y lo difícil que es el camino sin apoyo, así expresa que el énfasis de su gestión será la dignificación y la creación de una política pública de cultura.

Dentro de los principales retos para la cultura en Antioquia, según Juan Carlos Sánchez, está el cambio de los referentes culturales, cambiar el imaginario del “traqueto”, para mostrar ahora que el ejemplo a seguir es el poeta, el actor, el pintor, además de mostrar el arte como camino digno.

Así mismo, la política pública “en temas de formación, pedagogía musical, apreciación del arte, recuperación de espacios al aire libre para la cultura” será, dice Sánchez, el pilar de su gestión.

Confiado en su equipo, “el Barcelona”, como él lo llama, “los retos planteados serán posibles de superar y llevarse una nota sobresaliente, con esto espera que dentro de cuatro años pueda decir se logró todo lo proyectado.

Deuda histórica

"Desde mi práctica cultural entendí el papel del Gobierno. Aprendí que no se puede criticar por fuera sino participando dentro de este, tomando una actitud crítica y creando proyectos y programas que mejorarán el desarrollo cultural de la ciudad", expresa Juan Carlos Sánchez, reconoce también que la deuda que tiene el departamento con los artistas es "histórica".

A ocho días de haber sido designado, el nuevo director del Instituto de Cultura y Patrimonio plantea que para esta gestión, en el Instituto tendrá en cuenta a los artistas locales para las fiestas de cada municipio, de la misma manera abogará por descentralizar el Festival Altavoz, y así, iniciar una búsqueda de talento fuera de Medellín.

[Alianza con El Mundo]