Telemedellín  /  Noticias  /  Medellín  /  Se agudiza la crisis en bares y discotecas de la ciudad

Se agudiza la crisis en bares y discotecas de la ciudad

Las calles del parque Lleras solían estar llenas de luces, sonido y miles de personas, hoy su aspecto es muy diferente, el sonido es de la desesperanza y muchos locales están a punto de cerrar o ya lo hicieron definitivamente dejando a cientos de personas desempleadas, en cada esquina el panorama es el mismo,  puertas cerradas y la incertidumbre de no saber cuándo volverán a abrir.

Julián Andrés Vásquez es uno de los empresarios de la zona y su local refleja lo poco que queda para vender, producto de la crisis.

Para este empresario el cierre, que al principio parecía de días, se convirtió en una pesadilla para muchos y en algunos casos la falta de solidaridad agrava la crisis.

En este recorrido me acompaña Juan Pablo Valenzuela presidente de Asobares Antioquia. Para él la incertidumbre es la constante de los empresarios del sector.

De acuerdo con la entidad, 15 mil empleos se han perdido en el área metropolitana dentro de este sector y las pérdidas superan los 45 mil millones de pesos desde el 18 de marzo cuando inició el cierre de los establecimientos.

Alex Duque es socio de varios locales en el parque lleras y otros sitios de entretenimiento en la ciudad. Para él y sus compañeros la rutina de los viernes cambió radicalmente y ahora no saben qué hacer.

William Ramos guardia de seguridad en dos reconocidos restaurantes en la zona ahora se dedica a cuidar sillas y mesas… sin embargo, su trabajo desaparecerá al igual que estos establecimientos a finales de mayo.

En Provenza, una reconocida zona de restaurantes de la ciudad que emplea a más de 2500 personas, los empresarios aún luchan para no cerrar y aunque los domicilios se convirtieron en una una pequeña fuente de ingresos éstos no alcanzan y las ayudas tampoco llegan.

Varios empresarios en la zona han manifestado la idea de atender en mesas adecuadas con varias medidas de bioseguridad y con ello tratar de reactivar la zona.

En este recorrido llegamos a la 70 el panorama fue más de Lo mismo, silencio y uno que otro trabajador de domicilio para los pocos locales abiertos.