Telemedellín  /  Noticias  /  Colombia  /  Sancionado el Plan de Desarrollo

Sancionado el Plan de Desarrollo

Las cinco locomotoras para el desarrollo y la competitividad serán los vehículos que guiarán la hoja de ruta del Gobierno Nacional a 2014. Más de $564 billones serán para inversión. El presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón selló con su firma, ayer en Casa de Nariño, la Ley del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 (1450-2011).

Dentro de las principales líneas estratégicas que el Primer Mandatario expuso ante los congresistas, los ministros y demás funcionarios del Gobierno, se encuentra la consolidación de la seguridad, la disminución de la pobreza al 38% y la generación de empleo, hasta reducir el desempleo a un dígito (8,9%).

“En esta ley, como en tantas otras que han sido fruto de esta legislatura, a la que no dudo en calificar como histórica, se ha visto el patriotismo y el sentido del deber de nuestros parlamentarios, y así tenemos que reconocerlo y aplaudirlo. Podemos decir, por fortuna, que no nos hemos quedado quietos en estos diez meses, y que ya hemos avanzado y seguimos avanzando en cada uno de los frentes que forman los ejes y la esencia del Plan”, aseguró Santos.

Desarrollo ‘para todo’

En el frente del crecimiento de la economía, el Primer Mandatario resumió que en esta y otras líneas estratégicas del PND se continuarán y fortalecerán “los buenos programas e iniciativas” que iniciaron en el Gobierno anterior. “Nuestro objetivo, como lo dije desde la campaña, es construir sobre lo construido”.

Con la Ley el país tendrá “a la vuelta de cuatro años un crecimiento económico alto, sostenido y sostenible, con una tasa de desempleo de un dígito, y una disminución sustancial en la informalidad y el subempleo”, agregó.

Además, fue enfático al señalar que con proyectos como la Ley de Primer Empleo (que entrega beneficios tributarios a empresas que contraten personal sin experiencia) y otras iniciativas; la norma permitirá también tener más de un millón doscientos mil niños vinculados a programas integrales de primera infancia y una cobertura en educación superior que supere el 50%. Así como disminuir los índices de criminalidad y “cumplir el sueño de la consolidación definitiva de la paz”.