Telemedellín  /  Noticias  /  Tendencias  /  Cinco técnicas para sobrevivir a un jefe tóxico

Cinco técnicas para sobrevivir a un jefe tóxico

Cinco técnicas para sobrevivir a un jefe tóxico

Imagen de referencia

Muchas veces no solo basta con ser fuerte, tener paciencia y callar cuando se trabaja con un jefe toxico, puesto que existen distintas maneras para minimizar esta situación y evitar que la autoestima se vulnere.

Tener un directo toxico es algo que genera un ambiente laboral inadecuado, el cual perjudica a todos los miembros de un equipo, limitando el desarrollo de los trabajos propuestos y el crecimiento personal y profesional de los empleados.

Mira  también: Esto es lo que debe saber para renovar la licencia de conducción

Según el libro “Nuevo management para dummies”, de Ana María Castillo Clavero y Juan Carlos Cubeiro, asegura que, 4 de cada 10 jefes podrían ser considerados como tóxicos.

Los autores de este libro afirman que, debido a la autoridad que poseen estas personas, este tipo de jefes, por lo general, con sus decisiones, modo de hablar y actitudes, logran que su grupo de trabajo padezca cada jornada laboral.

A continuación, les compartimos cinco técnicas para sobrevivir de un jefe tóxico:

1. Nada es personal: se debe tener en cuenta que no eres tú el del problema, lo cual permitirá tener calma.

2. Trata a los demás como te gustaría que te traten a ti: siempre debe dar lo mejor de ti y actuar como te gustaría que tu jefe fuera contigo.

3. Evita recibir comentarios negativos: se debe prestar atención a todas las recomendaciones positivas, las cuales sirvan para optimizar el trabajo, evitando cargarse con mensaje tóxicos o negativos.

4. Apóyate en tu grupo de trabajo: hablar de lo que te moleste, ayuda a alivianar el ambiente laboral, evitando que te cargues de cosas malas y termines cometiendo muchos errores.

5. Recuérdate todos los días lo mucho que vales: si tienes ese empleo es porque te lo mereces y eres muy valioso para la empresa. No permitas que un mal comentario te haga olvidar todo lo que vales.