Pico y placa Medellín

icon
-
icon
-

Colombia y Venezuela revisan compromisos

Solo tres días después de su posesión, el 10 de agosto de 2010, los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez se reunieron para avanzar en la normalización de las relaciones, luego de una profunda crisis política y comercial. A pesar de los avances, quedan temas pendientes.

Desde aquel día, se crearon seis comisiones binacionales con el fin de hacer seguimiento a cada uno de los compromisos acordados entre ambos Gobiernos. Estas las presiden la canciller, Maria Ángela Holguín, y los ministros de Defensa, de Transporte, de Minas y Energía, de Comercio, Industria y Turismo y el de Protección Social. Todas ellas para avanzar en la relación e integración bilateral, particularmente en las zonas y comunidades de frontera.

Retos en lo comercial

En lo diplomático el tema ha cambio significativamente, sin embargo, en el ámbito comercial aún se está lejos de los más de 6.000 millones de dólares en exportaciones de 2008.

Así lo recuerda, Carlos Eduardo Botero, presidente ejecutivo de Inexmoda, quien afirmó: “El comercio entre Venezuela y Colombia se ha visto disminuido de una manera muy muy sustancial, porque no hay claridad en las fuentes de pago, hay que solicitar unos permisos para poder importar” Botero agregó que “hay una deuda pendiente todavía a las empresas del sector textil – confección”.

Otro elemento que enrarece la relación comercial entre ambos países, es que en el año 2006 se retiró de la CAN, el 21 de abril se vencieron aquellas preferencias arancelarias que se mantuvieron hasta este año y el pasado sábado venció igualmente una prórroga pactada para tres meses.

Frente a esta última, el diario El Universal de Venezuela expresó que según el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Ureña, Isidoro Teres el miércoles 19 de octubre representantes del Gobierno colombiano y el embajador de Venezuela en Bogotá, Iván Ricón habrían acordado la extensión de este acuerdo hasta el 21 de enero de 2012.

Dichas prórrogas se han dado, mientras se define un nuevo marco legal, avanzar hacia algo que facilite el comercio binacional.

Al respecto, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados expresó a comienzos de año: “Más que un TLC es un acuerdo de complementariedad económica donde identifiquemos áreas comerciales, áreas productivas, áreas de protección de inversión, que hoy no existen”.

[Alianza con El Mundo]