Telemedellín  /  Noticias  /  Colombia  /  Recuerdan a la periodista Diana Turbay, víctima del terror de Pablo Escobar

Recuerdan a la periodista Diana Turbay, víctima del terror de Pablo Escobar

ncenter size-full wp-image-4896″ title=”LinaMoreno” src=”https://telemedellin.tv/wp-content/uploads/2011/01/LinaMoreno.jpg” alt=”” width=”424″ height=”479″ />

Bogotá, 25 ene (EFE).- Sus familiares y los medios de comunicación colombianos recordaron hoy a la periodista Diana Turbay, fallecida hace 20 años víctima de una campaña de terror orquestada por el narcotraficante Pablo Escobar para doblegar a la prensa y al Gobierno de entonces.

Nacida en Bogotá en 1950 e hija del fallecido Julio César Turbay, presidente de Colombia de 1978 a 1982, la periodista fue secuestrada en agosto de 1990 cuando dirigía el semanario “Hoy por Hoy” por el grupo conocido como Los Extraditables, brazo armado del cártel de Medellín, comandado por Escobar.

Haciéndose pasar por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), integrantes de Los Extraditables invitaron a Turbay y a otros cinco informadores a una entrevista en las montañas de Santander, en el noreste del país, y así los secuestraron.

“En principio no sabíamos que era un secuestro. La angustia mía hizo que una persona cercana a la familia consiguiera un contacto con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Ellos manifestaron que no la tenían. Todo fue rumores hasta que se confirmó que estaba en manos de Pablo Escobar”, contó hoy su madre, Nydia Quintero, al diario El Tiempo.

Quintero viajó varias veces a Medellín, capital de Antioquia (noroeste), “a buscar a Pablo Escobar y a su madre”, e incluso les hizo llegar algunas cartas pidiendo la libertad de su hija, pero “nunca hubo respuesta”.

Unos meses después, el 25 de enero de 1991, Turbay resultó gravemente herida en una fallida operación policial para rescatarla en una zona rural de Antioquia, víctima del fuego cruzado entre sus secuestradores y las fuerzas de seguridad, y murió ese mismo día en un hospital de Medellín.

“En ese momento, en ese estado de desesperación y de ira profunda, porque hicieron el operativo que había rogado que no se hiciera, fui muy dura con el Gobierno” que presidía César Gaviria (1990-1994), recuerda Quintero.

Hoy dice que ya no guarda “ningún rencor” y que tampoco siente “odio” por el ya fallecido Escobar, cuyo nombre es para ella “símbolo de dolor”.

Tres de los hombres que participaron en el secuestro de Turbay fueron condenados a prisión, mientras que las investigaciones contra Escobar, autor intelectual, y uno de sus sicarios, Jairo Cardozo Matute, alias “Comanche”, se cerraron porque los dos están muertos.

En 1990 y 1991, Los Extraditables, que se oponían a ser entregados a Estados Unidos para ser juzgados allí por narcotráfico, secuestraron a ocho periodistas, entre ellos a Turbay, y cometieron múltiples atentados que pusieron en jaque al Gobierno de Virgilio Barco (1986-1990) y al de su sucesor Gaviria.

En junio de 1991, la Asamblea Constituyente que redactó la nueva Carta Magna prohibió la extradición de colombianos, restablecida después en 1997.

La muerte de Turbay fue uno de los “negros momentos que marcaron el periodismo, que lo pusieron, así como a las instituciones, frente a una de las peores pruebas de su historia. Y, aun con el sacrificio de la periodista, se puede decir hoy que ambos superaron el tremendo reto”, recapitula el editorial de El Tiempo de este martes.