Ponte en mis zapatos

Historias para dignificar
loader

Mary Luz López. Capítulo 01.

“La escritura me ha dado un lugar en el mundo”.

Cuando perdió al amor de su vida, Mary Luz empezó a escribir y no ha parado de hacerlo desde entonces. Sobre la desaparición forzada de su pareja y otras experiencias de las que ha sido víctima, habla en el libro Alzo mi voz.

Juan Carlos Ledezma Santander: “Conejo”. Capítulo 02.

“El arte a mí me dio vida en la cárcel”.

Mientras cuenta cómo el arte le dio vida en la cárcel, Conejo dibuja un autorretrato. En la imagen, que construye a lápiz y con su testimonio, revela la identidad de un padre que solo conoce a su hijo tras las rejas y que se prepara para verlo afuera, tras 28 años de prisión.

Ángel Guillermo Gómez. Capítulo 03.

“La vida no retoña”.

Ángel Guillermo se desplazó de Granada hace 25 años, hoy camina tranquilo por las calles del pueblo mientras coordina un proyecto productivo que beneficia a 150 familias.

Esperanza Suárez. Capítulo 04.

“Todo puede cambiar y volver a empezar”.

Esperanza era una comerciante exitosa en Medellín hasta que fue estafada. Huyó a España en 1998. Desde entonces su vida ha seguido una constante: caer y levantarse.

Laura Paniagua Ríos. Capítulo 05.

“La única persona que se hace sentir mal es uno mismo”.

Después de enfrentar la muerte de varios seres queridos Laura planea estudiar psicología forense. Su meta es ayudar a otros en la difícil tarea de entender la muerte.
Laura vive en el barrio Esfuerzos de Paz 1 de la Comuna 8, donde se vinculó a un programa de hapkido ofrecido por la Alcaldía de Medellín como estrategia lúdico – pedagógica para la protección, la prevención del reclutamiento y la utilización del tiempo libre de los menores de edad que viven en el sector.

Alejandro Zapata Pamplona. Capítulo 06.

“Cada vez que yo ayudo crezco”.

Después de pasar por el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes, donde pagó una condena de 50 meses, Alejandro se convirtió en educador terapéutico del mismo Sistema. Actualmente trabaja en un programa de resocialización de habitantes de calle, donde fortalece el liderazgo que descubrió en cautiverio.

Firmantes por la paz y por la vida (Confecciones La Montaña). Capítulo 07.

“Nosotros tenemos que seguir con dignidad y no tenemos por qué estarnos escondiendo de nadie”.

Hace más de cinco años Ovidio, Guillermo, Francelly, Zulma, Wilmar y Alfonso; cambiaron los fusiles por las palabras. Le apostaron a la paz en unos acuerdos que hoy defienden, a pesar del incumplimiento y el estigma. Organizados en cooperativas trabajan en proyectos productivos para subsistir. Confecciones La Montaña es uno de ellos.

Firmantes por la paz y por la vida (Mercado de las mujeres). Capítulo 08.

Dijimos: “aquí hay mucha gente reincorporada, vamos a organizarnos”.

El Mercado de las mujeres, ubicado en el barrio Belén, es un lugar de encuentro, el espacio donde se consiguen los morrales de La Montaña y la esperanza para muchas de las Firmantes por la paz en Medellín.

Según datos de la Agencia para la Reintegración y la Normalización, ARN, en Medellín actualmente se registran 340 personas en proceso de reincorporación, quienes enfrentan desafíos en términos económicos, sociales y políticos.